COLUMNASOPINIÓN

Coyuntura y Desafíos

Una Columna de Opinión de Francisco Reyes Castro, Consejero Regional Los Lagos, Magíster en Gestión y Desarrollo Regional y Local Universidad de Chile.

El gobernador regional de Los Lagos Patricio Vallespín ha encabezado un proceso complejo, de luces y sombras y en medio de una transición con traspiés hacia la descentralización real, en lo fiscal, administrativo y político. Como ejemplo, aún hay que ir o “desfilar” a Santiago para revisar presupuestos con los ministerios. Eso es una muestra de que las decisiones no están acá en la región como esperábamos y como lo hemos demandado desde nuestras 4 provincias. Falta coordinación, colaboración en el despegue de los gobiernos Subnacionales y hay poca voluntad para ello.

El centralismo resiste, los regionalistas sabemos que no será fácil.

Lo de 2023 fue muy duro para todo el Gobierno Regional aquí y en varias regiones del país y eso aún tiene sus repercusiones. Obviamente ello genera reflexiones y automiradas legítimas.

Por ello, la decisión del Gobernador Vallespín de no repostularse al cargo para el próximo periodo es personal; y hay que respetarla, sin especulaciones, con el respeto que merece; rescatar lo realizado en materia de políticas públicas regionales de mediano y largo plazo en torno a principales brechas sociales y desafíos climáticos y medioambientales, y poner confianza en que la región debe seguir preparándose y aún mejor para avanzar en descentralización real y efectiva.

Sin detener la marcha, sin bajar los brazos. Con buenas decisiones y verificables, en equipo, con certezas, evaluando siempre, con seguimiento y control interno; evitando el riesgo del exceso de confianza. Nuestra realidad regional, desde la dispersión geográfica y diversidad demográfica productiva exige una gestión pública moderna, estratégica y colectiva.

Estoy seguro que la región irá fortaleciendo su conducción y su orientación hacia el desarrollo sustentable y sostenible, su gobernanza interna, su liderazgo regional, el involucramiento de las comunidades en las decisiones que les impactan; en la política, en la vinculación pública-privada y comunitaria y en el reforzamiento de un colectivo político que va desde el o la dirigenta vecinal o social  hasta el mundo académico, industrial o de servicios para un mejor control y vigilancia social de lo público, lo que nos pertenece a todos y todas.

Leer la noticia completa

Sigue leyendo El Insular

Botón volver arriba
Link partner: slot5000 gaspol168 liga play sky77 zeus138 hoki99 kaisar888 bro138 koko303 situs toto togel idn slot roman77 boss88 king168 138 slot mantap138 kaisar138 indobet gbo338 hoki368 aladin138 elanggame luxury138 gen77 idncash qqalfa idngg dewagg