CHILOÉNOTICIAS

Ascencio defendió en la cámara proyecto que prohíbe la extracción del pompón

La iniciativa que también incluye la protección de las turberas se aprobó en general y regresa a la Comisión del Medio Ambiente para la discusión de indicaciones.

Por unanimidad, la Cámara de Diputados aprobó en general un proyecto de ley para prohibir la extracción de materiales o productos desde turberas, así como la extracción, explotación y comercialización del musgo sphagnum, conocido como pompón, una iniciativa del diputado Gabriel Ascencio que busca proteger y preservar las turberas dada su vital importancia en la conservación del agua en Chiloé y en otras zonas del sur del país, iniciativa que el parlamentario de Chiloé defendió en la cámara baja.

La iniciativa parlamentaria vuelve a la Comisión del Medio Ambiente para la discusión de indicaciones.

“Yo voy a defender la posibilidad de la gente, que los lugares en los que nosotros vivimos, en donde vivo, tengamos agua para nuestra subsistencia, pues la falta de agua en Chiloé no se produce sólo por la extracción del pompón, se produce además por la falta del pompón, pues si no hay reservorios no va a haber agua en las napas subterráneas y no va a haber proyecto de agua potable rural que sea posible desarrollar, entonces lo que tenemos que hacer es defender la vida y no es el negocio de unos pocos, que además no es su negocio principal; tenemos que defender a la inmensa mayoría de la gente de nuestras poblaciones, de las personas que viven en comunas en donde desde hace años se reparte agua en camiones aljibes”, dijo el parlamentario en parte de su intervención en la sala de la Cámara de Diputados.

“El pompón puede absorber más de 20 veces su peso, lo que significa que sólo un kilo de musgo puede contener entre 10 y 20 litros de agua y una hectárea pomponales puede retener hasta 8 millones de litros de agua, una cantidad importante de un bien cada vez más escaso en nuestro país, entonces la extracción indiscriminada del musgo pone en riesgo el equilibrio ecológico en Chiloé, en donde viven 180 mil personas que necesitan agua, por lo que es necesario defender la vida es su conjunto”.

“Necesitamos aprobar este proyecto, pues como dicen muchas persona en Chiloé, necesitamos darle a nuestros hijos y nietos un lugar en donde vivir y no un lugar desértico que se lo llevaron unos cuantos, por unos cuantos millones de dólares a costa de la vida de nuestros hijos y nietos”, dijo finamente el diputado Gabriel Ascencio, quien añadió que esperan poder resolver lo antes posible las indicaciones en la Comisión de Medio Ambiente y aprobarlo definitivamente.

Leer la noticia completa

Sigue leyendo El Insular

Botón volver arriba