ANCUDCASTROCHILOÉCHONCHICURACO DE VÉLEZDALCAHUENOTICIASPUQUELDÓNQUEILENQUELLÓNQUEMCHIQUINCHAOREPORTAJES

Temporal golpeó con fuerza a Chiloé

Un balance negativo marcado por la voladura de techumbres, inundaciones, caída de árboles y cortes de luz dejó el fuerte temporal de viento y lluvia registrado la noche del lunes y madrugada del martes en la provincia.

El frente que estaba anunciado por la Dirección Meteorológica de Chile se vio acentuado por fuertes vientos que fluctuaron entre los 80 y 100 kilómetros por hora.

Alrededor de las 23:00 horas la central de alarmas del Cuerpo de Bomberos de Ancud comenzó a recibir los primeros llamados vinculados al desprendimiento de techumbres en distintos barrios de la ciudad.

Una veintena de voluntarios se desplegaron por diferentes poblaciones atendiendo las solicitudes de vecinos quienes vieron cómo el viento arrancó planchas de zinc y ductos de humo desde sus viviendas.

Javier Moreira, comandante ancuditano del Cuerpo de Bomberos explicó que el equipo de voluntarios atendió 12 llamados siempre relacionados con este tipo de problemas estructurales.

“Un total de 12 salidas relacionadas en un 80 por ciento a voladura de techumbres, caídas de árbol e inundaciones, durante la noche tuvimos una guardia nocturna preventiva y una guardia preventiva por parte de algunos bomberos sumando una totalidad de 20 bomberos”, dijo el voluntario.

Otra de las emergencias se registró en calle 18 donde el agua anegó la principal arteria amenazando a algunos locales comerciales. Sobre este punto Moreira señaló que “hubo en algunos locales, pero no en gran magnitud como en otras oportunidades”.

Trabajadores del Mercado Municipal donde se ubican las principales cocinerías aseveraron que esta vez el agua no ingresó a sus locales llegando solo hasta la vereda a acceso al recinto evitando así que de reitere una constante que ya se ha replicado en otras oportunidades.

Junto al desprendimiento de techos se agregaron un derrumbe en la Ruta 5 Sur en Mechaico más la caída de un árbol hacia la ruta en Coipomó.

RÍO

Mientras tanto las fuertes precipitaciones causaron estragos en diferentes barrios de Castro donde igualmente se contó con el apoyo de voluntarios bomberiles y cuadrillas municipales.

Un cauce de agua se desbordó en la calle Ernesto Novoa afectando a un grupo de familias que residen en el sector. La situación obligó a realizar trabajos de limpieza y evacuación de las aguas lluvias acumuladas.

Juan Eduardo Vera, alcalde castreño, resumió que el agua precipitada interrumpió el tránsito en distintos caminos de la comuna causando más de un trastorno a conductores y peatones.

“Señalo nuestra preocupación por el tremendo caos que se ha producido por cortes de caminos en distintos lugares de Castro que ya a partir de las 8 de esta mañana (ayer) vamos a comenzar a reparar”, aseveró el jefe comunal.

Al desborde de riachuelos y cortes de camino se sumó el desprendimiento de techumbres de las viviendas debiendo intervenir el voluntariado bomberil.

En esta línea fue el jefe de la Oficina Nacional de Emergencia (Onemi), Alejandro Vergés, quien completó la información entregada por el municipio de la capital provincial a partir de los puntos más golpeados por el temporal.

“Las precipitaciones afectaron el sector alto en la población Pablo Neruda, calle Alonso de Ercilla y el sector de Gamboa camino a la montaña donde producto de la obstrucción de alcantarillas se produjo el anegamiento de algunos patios”, acotó el funcionario.

QUELLON

Una situación similar se vivió en la comuna de Quellón donde el frente ocasionó el desprendimiento de techos e incluso el desplome de una garita en el sector Chilcol.

Bomberos y las cuadrillas municipales tuvieron que atender las solicitudes de la población local afectada por el temporal. Así lo sintetizó el encargado de la Oficina Municipal de Emergencia Central Omega, Enrique Cárcamo, luego de obtenido el balance con los daños que dejó el viento y la lluvia.

“Una garita cayó sobre la calzada, también se trabajó en Villas Las Antenas por corte de camino, acumulación de agua, el tema de canalización, estaba intransitable durante la mañana”, aseguró Cárcamo.

Otro anegamiento que complicó a algunos vecinos se localizó en la esquina de calles Independencia con Santos Vargas donde los equipos de emergencia destinaron los medios para superar la emergencia.

Asimismo, otro fenómeno se ubicó en caleta Inío, al sur de la comuna, donde el viento derribó un aerogenerador para arrasar con una caseta y provocar algunos daños en la escuela de la comunidad.

SAESA

Un total de 3.283 clientes se vieron afectados por los cortes de energía gatillados por el fuerte viento en el territorio chilote representando a un 4% del total de usuarios de la provincia.

Javiera Fontecilla, jefa del área de Servicio al Cliente de la Sociedad Austral de Electricidad, Saesa, explicó que “nuestras brigadas han trabajado ininterrumpidamente para reponer lo más rápido posible el servicio eléctrico en los sectores que fueron afectados, que principalmente correspondieron a las comunas de Ancud, Castro, Chonchi, Dalcahue y Quellón”.

Ya durante las primeras horas de la mañana de ayer (martes) y durante la tarde se normalizó gran parte los suministros eléctricos interrumpidos, restando hasta las 17:30 horas (martes) 660 clientes de diversos sectores por normalizar.

En ese sentido, la ejecutiva, insistió en que “ante ausencia de suministro es muy importante que nuestros clientes nos avisen en cualquiera de nuestros canales de contacto, ya que es la única manera que tenemos de saber que están sin luz y así acudir al sector para reparar las instalaciones y devolver el servicio lo antes posible. Entre más pronto nos avisen, más pronto podremos llegar para dar la atención que necesitan.”

PEAK

De acuerdo al informe entregado por la Capitanía de Puerto de Ancud, el peak asociado a la intensidad del viento se produjo alrededor de la 1 de la madrugada de este martes.

Miguel Bravo, capitán de puerto, explicó que la velocidad del viento superó los 100 kilómetros por hora siendo captados por los instrumentos de medición con que cuenta la institución naval.

“La mayor racha de viento, el peak que se sintió pasada la 1 de la mañana fue de alrededor de 62 nudos, estamos hablando de casi 110 kilómetros por hora”, dijo el uniformado.

Bravo agregó que el viento reinante en toda la zona tuvo una constante entre las 22:00 horas del lunes y las 06:00 horas del martes “donde tuvimos un promedio de intensidad del viento de aproximadamente 35 a 40 nudos, estamos hablando cercano a los 70 kilómetros por hora”.

Siempre en la comuna norte de Chiloé se registraron 15.6 milímetros de agua precipitada. El uniformado señaló que para las próximas horas se prevén fuertes precipitaciones sumado a un incremento del viento el cual no debería superar los 35 nudos.

Para el jueves y viernes el viento volverá a acentuarse entre los 25 a 35 nudos acompañado de precipitaciones.

Leer la noticia completa

Sigue leyendo El Insular

Botón volver arriba