ANCUDCASTROCHILOÉCHONCHICURACO DE VÉLEZDALCAHUENOTICIASPUQUELDÓNQUEILENQUELLÓNQUEMCHIQUINCHAOREPORTAJES

Visón americano se expande por Chiloé

Más de 100 gallinas ha dado muerte este carnívoro solo en el sector rural de la comuna de Quemchi. Agricultores capturaron a uno cuando atacaba un corral en Guardiamó.

Una verdadera escalada de muerte y perjuicios económicos ha ocasionado la presencia expansiva del visón americano, especie invasora y que desde su primer avistamiento en 2013 en Recta Chacao, Ancud, ha comenzado a dejar su marca en Chiloé.

Este carnívoro que se caracteriza por habitar los cauces de ríos y áreas húmedas tiene como principal característica atacar gallineros en los predios rurales sin considerar el daño que ocasionan a las aves nativas.

El mundo de los pequeños agricultores ya ha conocido de la voracidad de este escurridizo individuo que ha dejado una estela de daños en lugares tan diversos del territorio chilote.

AUCAR

Las más recientes experiencias asociadas al daño que ocasiona el visón americano entre las aves de granjas se registraron en los últimos días en las localidades quemchinas de Aucar, Puerto Fernández y Guardiamó.

Amparado en la oscuridad y soledad de los lugares este hábil animal cobró la vida de 22 gallinas en perjuicio del agricultor de Aucar, Agustín Vera.

“Cuando me levanté, salí a hacer mis trabajos en el campo y encontré a mis gallinas muertas (…) mató 22 gallinas y me quedaron solo los pollos, como quince”, contó el vecino.

Vera dijo luego de constatado el hecho informó al Servicio Agrícola y Ganadero (SAG) para adoptar la implementación de trampas que permitan atrapar al individuo responsable de la mortandad de aves.

Ya el pasado 23 de abril otro suceso similar acabó con otras 40 gallinas en Puerto Fernández de propiedad de Guillermina Téllez, quien perdió gran parte de su pequeño patrimonio.

El modus operandi se volvió a replicar: ataque nocturno y en medio de favorables condiciones para lograr su escape del lugar de los acontecimientos.

Un panorama lapidario y de impotencia para la dueña. “Tengo rabia, mucha pena, impotencia, tantos años teniendo nuestras gallinas, nunca nos había pasado esto (…) el famoso visón nos mató todas nuestras gallinas, cerca de 40”.

Mientras tanto por Guardiamó, localidad costera siempre en la comuna de los Mil Paisajes otras 55 aves de un total de 60 aparecieron muertas para desgracia de sus propietarios.

Esta vez la matanza se hizo efectiva en dos oportunidades, siendo en este caso el último ataque del individuo luego de ser sorprendido y capturado mientras iba cobrando a sus nuevas víctimas.

Evangelina Vera, relató que “el visón comenzó hace unos 20 días más o menos, atacó primero y mató unas 24 gallinas, lo hizo como las 3 o 4 de la mañana y después a los cuatro días mató como 18 y otro día en la tarde mató otras 13 y me quedaron cinco vivas”.

“Habíamos hecho el corral bien cerrado, pero igual hizo un hoyo se metió, pero lo pillamos y lo matamos (…) llegamos a llorar, pero fue una satisfacción haberlo encontrado”, contó la mujer.

DESCONTROL

La masiva matanza de aves en los campos de Quemchi ratificó el descontrol del visón americano desde que irrumpió hace unos ocho años en la Isla Grande.

Jorge Valenzuela, director del Centro de Estudios y Conservación del Patrimonio Natural (Cecpan) que ha participado en planes de control hizo una lectura respecto a la realidad actual de este problema socio-ambiental.

El biólogo dijo que “eso habla muy bien de lo que se predecía hace unos años, que si no se hacía un control oportuno del visón americano en Chiloé, al existir un número suficiente, para mantener una población estable y reproductiva del iba a ser muy difícil el control futuro de esta especia invasora”.

“Desde el 2019 tenemos un descontrol de la especie, o sea, se ha controlado en lugares puntuales en la medida de lo posible y eso no ha sido suficiente y tenemos esta explosión poblacional y explosión de ataque a los gallineros”, expresó.

Valenzuela recordó que en su momento y gracias a un estudio financiado con recursos del Fondo Nacional de Desarrollo Regional (FNDR) se logró realizar un plan de control impulsado por el SAG y ejecutado por Cecpan.

“El visón se detectó en varios lugares de Quellón, también en la zona de Chonchi, al sur, y la única zona que no se detectó en 2019 fue en Castro, los monitoreos no detectaron presencia del visón. Sin embargo ya está en Dalcahue, también en la Ruta 5 Sur en el puente Butalcura” sostuvo.

Actualmente el SAG y Cecpan disponen del servicio de jaulas para atender los requerimientos de la comunidad ante el avistamiento de estos carnívoros el cual se ha visto mermado debido a la contingencia provocada por la pandemia. En estos momentos no existen fondos gubernamentales para financiar un programa de erradicación quedando en espera de su reactivación a nivel regional.

El visón americano destaca por tener un cuerpo alargado y patas cortas, su longitud de unos 60 centímetros. Tiene orejas redondas y pequeñas mientras que su color puede ser gris o café.

Leer la noticia completa

Sigue leyendo El Insular

Botón volver arriba