ANCUDCASTROCHILOÉCHONCHICURACO DE VÉLEZDALCAHUENOTICIASPUQUELDÓNQUEILENQUELLÓNQUEMCHIQUINCHAO

Chiloé: Detectan más de 200 viviendas sociales que estarían siendo mal utilizadas

Minvu inició el proceso de recuperación de las viviendas entregadas en los últimos 5 años. Los incumplimientos se detectaron principalmente en Castro y Ancud, siendo el abandono de la propiedad o su arriendo las principales causales.

Una revisión de los usos a las viviendas sociales entregadas en los últimos 5 años arrojó que en Chiloé cerca de 200 beneficiarios de soluciones habitacionales estarían incumpliendo la normativa del subsidio, por lo que serían susceptibles de retornar a manos del Ministerio de Vivienda y Urbanismo.

La cifra se desprende de un barrido realizado por la cartera, la que cifró en 10 mil viviendas en esta condición a nivel nacional, 900 de ellas son de la región de Los Lagos.

MAL USO

Según datos de la Seremi de Vivienda en la región, del total de viviendas pesquisadas, el mayor porcentaje entraron en esta condición porque fueron abandonadas por sus actuales propietarios (40%). “Eso significa que las familias recibieron el beneficio y se trasladaron de la ciudad o simplemente tenían otra vivienda, una casa en el campo etc.”, indicó el Seremi de Vivienda, Jorge Guevara.

Otro de las situaciones que se presentan es la condición de arriendo en que se encuentran las viviendas, que alcanza a un 30% de las casas detectadas. “Eso el decreto no lo permite, ya que busca dar solución a familias que tengan la necesidad de vivienda, por lo que están arrendadas de manera irregular. Por último, el otro 30% corresponde a viviendas que están siendo utilizadas por personas que no son los beneficiarios, pueden ser familiares o bien derechamente tomas”, apuntó.

De acuerdo a las cifras que mantiene la Seremi, de total de las viviendas cuestionadas en la provincia de Chiloé, el mayor número se concentra en las comunas de Castro y Ancud.

Ahora, tras la identificación de los incumplimientos, el Minvu iniciará un proceso de notificación al usuario, quien tiene un plazo de 60 días para justificar el mal uso que fue detectado.

Si el propietario no presenta un argumento o este es insatisfactorio, el organismo procede a entablar un recurso legal para retirar el beneficio a la persona, recuperar la vivienda y redestinar la propiedad a otro usuario.

“Con esto además la familia beneficiaria queda “marcada” en los sistemas del Ministerio para no volver a recibir el beneficio. Entonces, es muy importante que los beneficiados demuestren adecuadamente de que están en alguna de las situaciones que las justifiquen mantener el beneficio o si quieren postular a nuevos beneficios en el futuro”, explicó.

URGENCIA EN PANDEMIA

Finalmente, el Seremi de Vivienda y Urbanismo Jorge Guevara señaló que los efectos negativos en la economía del país producto de la pandemia impacto en el número de familias que necesitan de una vivienda. Es por esta razón que buscarán llevar el proceso de recuperación de la mejor manera posible, a fin de poder restituir prontamente esas viviendas a quienes las están necesitando.

“El proceso toma algo de tiempo. Primero, esos 60 días para las apelaciones y después en 2 a 3 meses más podemos formalizar el retiro del beneficio. Hoy, la situación de la pandemia ha generado la necesidad de vivienda en muchas familias, y que por distintas razones no están asociados a algún comité o proyecto asociado. Esa urgencia habitacional que ellos están sufriendo, con estas viviendas que vamos a recuperar, queremos llegar lo más rápido posible a estas familias”, concluyó.

Leer la noticia completa

Sigue leyendo El Insular

Botón volver arriba