NOTICIASREPORTAJES

El desafío de la Primera Línea frente al Covid 19

Diferentes voces de la red de atención primaria en Chiloé coinciden.

Diferentes voces de la red de atención primaria en Chiloé coinciden en sostener la complejidad de un largo proceso de aprendizaje e interacción con la población usuaria y los potenciales pacientes positivos al coronavirus.

Un verdadero laberinto marcado de dudas y temores ha significado para los trabajadores de la atención primaria en salud hacer frente a la pandemia por el coronavirus en el Archipiélago de Chiloé.

A seis meses de declarada la emergencia sanitaria en el territorio nacional, la experiencia laboral y familiar deja lecciones de aprendizaje sobre todo entre quienes han estado en la “primera línea” para el combate del Covid-19.

El fenómeno obligó a todo un grupo humano que trabaja en Centros de Salud Familiar (Cesfam) o postas rurales a implementar un conjunto de medidas preventivas y turnos de trabajo sumado a la interacción con pacientes que han dado positivo a la enfermedad.

“Estos seis meses han sido, por decirlo de alguna manera, bastante intensos, de estar tradicionalmente con nuestras atenciones diarias, a vernos de un día para otro que nos cambial switch”, dijo de entrada Ingrid Andrade, enfermera y delegada de epidemiología del Cesfam Doctor René Tapia en Castro.

La enfermera de profesión pone un fuerte énfasis en el fuerte despliegue que ha significado para la red de funcionarios al momento de atender pacientes y pesquisar a los potenciales pacientes positivos al examen PCR (Polimerasa de Reacción en Cadena) por sus siglas en inglés, sumado a que en la capital chilota se detectó el primer caso por la enfermedad en la provincia.

Andrade sostiene que “todo ha sido un aprendizaje para todos, se sabía muy poco en el inicio y poco a poco hemos ido aprendiendo a convivir, vernos enfrentado con los casos positivos de Covid no estuvo exento de su cierto temor”.

“Fuimos la comuna que dio el vamos por decirlo así de los casos positivos, porque el primer caso positivo que hubo en la provincia de Chiloé fue en Castro y fue en nuestro centro ya que fue a fines de marzo”, agrega la profesional de la salud primaria.

 CHONCHI

Como contraparte y ante una auténtica resistencia aparece la comuna de Chonchi que recién en la previa a Fiestas Patrias se inscribió en los registros del Ministerio de Salud (Minsal) con el primero caso positivo al Covid-19.

Así lo ejemplifica la enfermera, Karla Pérez, que se desempeña en el Cesfam de la Ciudad de Los Tres Pisos al revelar cómo se hizo frente a la crisis prácticamente sin un equipo.

“Cuando partió la pandemia, no había equipo, yo trabajaba sola, donde ya debido a la sobrecarga se implementó un equipo compuesta por un médico, un kinesiólogo y una enfermera que soy yo”, recuerda la funcionaria de la salud municipalizada.

Sobre la ventaja de haber “resistido” el ingreso del coronavirus al territorio chonchino, la enfermera sostiene que teníamos todo organizado, ya que estábamos esperando hace meses el primer caso y fue justa para la semana del 18 de septiembre y de cierta manera nadie lo esperaba”. Un trabajo en terreno y una fuerte campaña comunicacional han sido las herramientas para concientizar a la población.

TENS

“Ha sido una tarea compleja, porque tuvimos que asumir funciones distintas a las que estábamos acostumbrados a realizar día a día”, así lo detalla Ricardo González, técnico de enfermería de nivel superior (TENS) que se desempeña en el Cesfam Doctor Manuel Ferreira de Ancud.

El funcionario detalla que a partir de declarada la emergencia sanitaria “se asumieron distintas funciones y no estábamos acostumbrados y  tratar de ser lo más resolutivo posible hacia la población”.

González admite el impacto personal y de sus pares marcado por el temor y la carga de estrés al momento de interactuar con usuarios e incluso pacientes contagiados por el Covid-19.

“Tuvimos presencia de pacientes que llegaban con síntomas y que eran derivados hacia el servicio de epidemiología del Cesfam, igual con la ansiedad de saber sí los resultados le daban positivo o no”, sostiene el técnico paramédico.

Más al norte de la Isla de Chiloé, la funcionaria del Centro Comunitario de Salud Familiar (Cescof) de Villa Chacao, Viviana Ule, ilustra su experiencia personal al administrar la crisis sanitaria.

La trabajadora sostiene que “ha sido una actualización diaria en cuanto a protocolos, el manejo de higiene y bioseguridad, primero era como una marcha blanca”.

“Hemos estado todos los días aprendiendo algo nuevo y actualizando los conocimientos más que nada, los protocolos que debe manejar cada funcionario que trabajamos en salud y cada cual lo tiene que manejar al revés y al derecho”, reflexiona Ule.

GREMIO

Las experiencias individuales y colectivas por la pandemia han sido revisadas por la propia dirigencia de la Federación Provincial de Funcionarios de la Salud Municipal que agrupa a unos 1.200 socios.

El estrés laboral y la imperiosa necesidad de aprender el manejo de insumos de protección personal formaron parte de los retos en los orígenes de la emergencia.

Marcela Silva, presidenta de la organización gremial, hace una descripción de la realidad desde la comuna de Quellón.

“Aquí hubo que ver de partida todo con la red de salud, con todos los funcionarios de los equipos, hubo que aprender cosas básicas que no lo son para todos”, confesó la dirigente chilota del sistema de salud municipalizado.

“Creo que lo más complicado es el estrés que se ha tenido que llevar en todo este tiempo enfrentando el miedo que en cualquier momento te puedes contagiar o a lo mejor llevar el virus a la familia, a los seres queridos y ha sido una carga emocional súper grande y que a lo mejor no se ha evaluado como corresponde por las autoridades de lo que es producción pero no se han hecho cargo de la carga emocional”, sentenció Marcela Silva.

La propia funcionaria advierte que los casos por contagios han aumentado a nivel regional siendo una realidad opuesta a las cifras nacionales que desliza el Minsal en sus reportes acusando una posición centralista al momento de revisar las cifras desde Santiago y que se contraponen con las estadísticas locales.

Leer la noticia completa

Sigue leyendo El Insular

Botón volver arriba