FOGÓN CULTURALGUARDIÁN DEL MITO

Crónicas desde Concepción: Cumpleaños 16 de Revista Mocha en la Casa de Salud

A partir de la Residencia por la Cátedra Gonzalo Rojas de la Universidad de Concepción, vivo días intensos en esta ciudad bella y extensa. Se trata, como siempre, de una impresión, pero veo una ciudad amable con parques caminables, llenos de niños, ciclovías, canchas deportivas abiertas. Crece al parecer unida – umbilical ella – a lugares como Tomé o Chiguayante que son espacios bellos siempre cercanos a la fiesta del agua, una vida de tiempo más lento que se aprecia en el ritmo de sus habitantes, en ciertas imágenes recién vistas como carretas de bueyes vendiendo carbón casa a casa o señoras mayores volviendo a paso lento de la feria cercana o familias completas sentadas a la orilla del mar. 

En este nuevo habitar, ha habido reuniones con poetas renovando lazos en un espacio cultural que se percibe como intenso. El encuentro con escritoras y escritores en casa de Damsi Figueroa y Noelia el sábado, por ejemplo, disparó a los próximos meses horas de lecturas colectiva en un mundo que cada vez necesita más el diálogo, la conversación, las palabras que buscan y rebuscan puentes. A poca distancia, en El Averno, se estaban presentando dos libros de la colección Viceversa: Gineceo de Bárbara Calderón compartiendo la intimidad de la página con Cuesta Abajo de Muñoz Coloma y Sistema Frontal / Chico Malilla de Oscar Petrel con Cuando habitemos el agua de Camila Mardones. Parece que fue una fiesta con música y muchos potenciales lectores. Parece que se cantó a viva voz como para espantar los malos humores que nos rondan esta semana.

Oscar Petrel viajó desde Puerto Montt a la presentación de su libro y nos encontramos al día siguiente para seguir hablando de nuestros encuentros abandónicos, de la decepción, de las clases, del fracaso, de todo lo que apenas cupo en un par de horas; fuimos a dejarlo a la Casa de Salud y nos encontramos con una larga mesa de celebración por el aniversario de la Revista Mocha. Iván Monsalves, el director, cuenta en el número 39 de la revista cómo ha sobrevivido este órgano del pensamiento y la creación que nace y se hace en Concepción, pero que ha difundido el trabajo de cientos de escritores, ilustradores, fotógrafos, pintores de diversos lugares con una porfiada frecuencia.

Había leído algún número de la revista y sabía del empeño que han puesto los integrantes del grupo responsable. Pienso que es especialmente relevante su relación con la comunidad penquista; el hecho de que se vende / distribuye en restaurante, bares, playas, y que ayudan a financiarla también locales de la ciudad, una gestión que no depende de instituciones y se mueve en la actividad propia de la vida de la ciudad y sus comunas aledañas. Se nota la pasión por este proyecto cultural que se ha ido enriqueciendo con otras líneas editoriales, así ha nacido la Colección Viceversa (un libro de muy buena factura reúne la obra de dos escritores que se presentan uno a otro en la introducción); la revista que sobrepasó los cuarenta números en la persistente aparición de cuatro números anuales; la colección Roble Huacho que se define como “libros de autor”; De la Calle, novela y relatos gráficos; un incipiente proyecto audiovisual.

En poco tiempo he tenido la oportunidad de olfatear una actividad literaria que se traduce en ediciones de libros, revistas, lecturas públicas. Pienso en el trabajo persistente que alimenta  las capas de la imaginación, abona el terreno para que crezca esa palabra tan necesaria que nos diga, que diga su tiempo.

Revista Mocha (https://revistamocha.cl/)

Fundada en 2006, es una revista temática de literatura y arte cuyo objetivo es contribuir al fomento de la lectura y la escritura (con acento local); participando en ella diversas plumas reconocidas y emergentes de Chile y latinoamérica, particularmente del sur de nuestro país.

Somos una revista literaria y cultural nacida en Concepción, Chile. Escriben destacados escritores locales y también nacionales que han sido galardonados con múltiples premios y que junto a un variado grupo de ilustradores, diseñadores, publicistas, fotógrafos y artistas forman un equipo que hace posible llevar la literatura y el arte a las personas, al pueblo, todo esto de manera trimestral.

Contamos con la autorización Municipal y de SII, lo que nos permite vender nuestra revista en la calle, por medio de diversos vendedores que realizan su labor en Diagonal Pedro Aguirre Cerda, Paseo Barros Arana y O’higgins, además de vender en los bares, espacios culturales, eventos artísticos y ferias de distinto tipo de la ciudad. Y que desde el lanzamiento de este sitio web podremos vender de manera online.

El Guardián del Mito: Rosabetty Muñoz

Leer la noticia completa

Sigue leyendo El Insular

Botón volver arriba